Un sitio web te permite explicar detalladamente los servicios que ofreces. A diferencia de los antiguos anuncios impresos en periódicos o revistas en los que tenías que limitarte a un número de palabras para que tu anuncio no abarcara tanto espacio o bien si querías ampliar tu anuncio tenías que pagar más. En una página web, puedes darle énfasis a tus productos o servicios con la descripción que consideres conveniente o bien puedes poner varias imágenes que muestren al cliente en varios ángulos el producto que estas anunciando. 

Añadir nuevo comentario